Farellones: el puerto de montaña más importante en la Región Metropolitana

En Santiago de Chile tenemos un puerto de montaña muy conocido: el ascenso a Farellones. Éste es considerado por entendidos en el mundo del ciclismo, como la meta por excelencia de los puertos de la Región Metropolitana.


Pero si estás iniciándote en el mundo del ciclismo, ¿Sabes qué es un puerto de montaña? 

También llamado paso de montaña, es la depresión dentro de una línea de cumbres, que constituye un lugar de paso entre las dos vertientes que separa la cadena montañosa.


Para los ciclistas los puertos de montaña son muy importantes y atractivos. En las competiciones, los corredores tienen que subir estos pasos en el menor tiempo posible, por lo que la longitud y pendiente son los factores que definen la dificultad del puerto de montaña. 

En nuestro caso, el camino a Farellones es una prueba significativa, pues consta de 36 kilómetros de subida, todo pavimentado, que inician en Av. Las Condes. El ascenso al puerto de montaña de Farellones se inicia a los 800 msn app. y culmina en los 2.300 msn app. Por lo que el desnivel es aproximadamente de 1.500 metros.

Desde este punto de vista, es mayor que la mítica Angliru (Uno de los Puertos de Montaña más significativos de España): 1.400 metros. 

Para entrenar en este camino, debes tomar en cuenta que es una ruta precordillerana, lo cual se traduce en que durante gran parte del recorrido no cuentas con berma, es angosto y tiene muchas curvas, algunas de ellas cerradas. 

Inicia con falsos planos que poco a poco van adquiriendo altura, por lo que los primeros kilómetros no son tan agotadores y es una manera de ir calentando el cuerpo para cuando llegue el momento de las curvas.

Hasta el sector de Corral Quemado la subida es fácil de realizar para los aficionados. Después de ese punto comienza lo difícil: la subida abrupta y la llegada de las curvas. Aquí es donde hay que sacar todas las fuerzas para llegar a la meta: Farellones.

 

En total son 40 curvas cerradas, angostas y empinadas. 

Es importante que te lo tomes con calma, ya que después de Yerba Loca aún quedan 23 curvas exigentes. Luego de esas 23 curvas ¡habrás llegado a Farellones! La exigencia y belleza de este puerto de montaña lo convierte en un verdadero objetivo que debes realizar.

Estarás a 2.300 metros de altura, por lo que es normal que sientas algunos malestares. La principal recomendación es tomar mucho líquido y parar cada vez que sea necesario.

Si subes a partir del mes de septiembre, lo más recomendable es hacerlo temprano, idealmente a las 08:00 a.m saliendo desde Mall Sport, así evitarás el tráfico vehicular y disfrutarás de un bello amanecer, contemplando los primeros rayos de luz en la imponente cordillera. Para que tengas una gran experiencia en este ascenso, te recomendamos usar nuestra primera capa Second Skin, uno de nuestros Maillot CX PRO manga larga Cobble y nuestro Chaleco para el viento Plus para la bajada. Si la temperatura pronostica sobre los 18 grados en la ciudad, podrás subir de “corto”. No olvides que por cada 1.000 metros la temperatura puede descender 1 o 2 Cº cada 1.000 metros.  

Además, el promedio de la temperatura en Farellones entre los meses de septiembre a diciembre oscila entre los 4.5ºC y los 12ºC en promedio (Te recomendamos siempre revisar las condiciones climatológicas para el ascenso a un puerto de estas características).

Al llegar a Farellones relájate con el paisaje, disfruta un café o una cerveza, para luego comenzar el descenso. 

Mucha precaución en el pedaleo de descenso, pues la bicicleta tomará mucha velocidad. Y recuerda usar en todo momento el casco y cualquiera de nuestros cortavientos Gobik para una bajada óptima.

¡Sin duda este puerto de montaña es un gran desafío para los amantes del ciclismo!

 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son aprobados antes de ser publicados